Todo lo que tienes que saber acerca del recalentado

Si alguna vez te preguntaste por qué la famosa cena navideña sabe mejor un día después, cómo calentarla correctamente o qué otros platillos preparar con el recalentado, nosotros tenemos las respuestas.

De acuerdo con el libro Larousse Gastronomique, el recalentado se lleva a cabo cuando se alcanza la temperatura de degustación de un alimento ya cocido, pero que se ha puesto a enfriar o a refrescar.

Recalentar los alimentos que han permanecido en reposo, contribuye a la concentración de sabores. Por ello, más de una persona asegura que la famosa cena navideña se disfruta más al día siguiente.  

Proceso

Para triunfar en el recalentado, el diccionario Larousse Gastronomique sugiere colocar la cena en baño María; en una sartén al fuego o directamente en el horno. También, pueden sumergirse ciertos alimentos −como las verduras− en agua hirviendo.

Además, los expertos sugieren que en caso de que se pongan en el horno a fuego alto, se añada un cuerpo graso para evitar que los alimentos pierdan sus jugos.

Es importante que refrigeres la cena navideña en recipientes herméticos y previamente desinfectados. Recuerda que las bacterias en el ambiente pueden alterar el estado de los alimentos.

¿Sobró recalentado?

El recalentado se goza… hasta cierto punto. También es cierto que las sobras de los platillos navideños son cuantiosas y pueden llegar a aburrir a más de un integrante de la familia. A continuación, te hacemos algunas sugerencias para darle un twist a tu recalentado.

Pavo

El pavo navideño es uno de los principales platillos que se consumen en navidad. Para aprovechar al máximo el sobrante, te sugerimos hacer deliciosas tortas; sándwiches; tacos dorados; enchiladas o desmenuzado en ensaladas.

El relleno del pavo

La receta tradicional del pavo al horno también incluye un relleno a base de carne molida y frutos secos. Éste lo puedes reutilizar para rellenar chiles poblanos o güeros; colocarlos sobre una charola de nachos; en lasaña o pastel de carne.

Bacalao

Utiliza el sobrante de bacalao para hacer tortas o burritos, rellenar chiles, en quesadillas fritas o, en caso de contar con un poco más de tiempo para cocinar, aventúrate a preparar unas deliciosas empanadas.

Cerdo

Otro de los platillos más comunes en Navidad es el lomo y la pierna de cerdo, los cuales también puedes aprovechar en torta con diferentes ingredientes y, ¿por qué no? Aderezado con moles y adobos, acompañado con una deliciosa guarnición.

Pan

El pan es indispensable en la mesa de los mexicanos; sin embargo, en ocasiones compramos demasiado y al día siguiente su consistencia no es la deseada. Te aconsejamos ponerlo a secar completamente y, posteriormente, molerlo para conseguir pan molido. Además, se puede aprovechar en platillos como la capirotada, un postre tradicional hecho con piloncillo, canela, queso, nuez y pasas.

Sácales partida a tus alimentos con estas ideas. En Culinaria Mexicana te deseamos felices fiestas y ¡buen provecho!

Please follow and like us: