Talento en las venas: Cinco chefs mexicanos que estudiaron otras carreras

Los grandes chefs no siempre son egresados de la carrera de gastronomía, muchos de ellos son autodidactas y comenzaron desde abajo; otros, simplemente estudiaron otras carreras y el destino los llevó hasta los fogones.

Dicen que el talento corre por las venas. Por eso, te contamos de cinco chefs mexicanos que primero estudiaron otras carreras diferentes a la gastronomía, y poco a poco descubrieron su pasión y a lo que se dedicarían por el resto de sus vidas.

Gerardo Vázquez Lugo

La pasión de Gerardo por la cocina comenzó desde temprana edad, ya que sus padres, Elena Lugo y Raymundo Vázquez, fundaron el famoso restaurante Nicos, hace más de 64 años. A pesar de llevar la sazón en la sangre, el chef decidió estudiar arquitectura, aunque al poco tiempo abandonó dicha profesión para convertirse en el chef ejecutivo del restaurante que fundaron sus padres y, al mismo tiempo, llevar la gastronomía mexicana por todo el mundo.

Zahie Téllez

Otra de las chefs que estudiaron carreras diferentes es Zahie Téllez, quién estudió economía y ciencias políticas en el ITAM en la Ciudad de México. Sin embargo, la vida le tenía una sorpresa preparada; en un viaje a Italia hizo un diplomado en gastronomía y, aunque siempre estuvo conectada con la cocina, esa experiencia la marcó de por vida y ahora se dedica de lleno a esta profesión.

Zahie tiene varios programas de televisión como «Platos de Cuchara» o «Sazón Casero» que se transmite en el canal El Gourmet. Hace un par de años, le otorgaron la Medalla al Mérito Turístico, por el Congreso de la CDMX, por ser una embajadora de la cocina mexicana.  

Daniel Ovadía

El fundador del grupo restaurantero Bull and Tank estudió economía en el ITAM, pero tiempo después comenzó a estudiar administración. Su ímpetu por la cocina mexicana y su cultura lo llevó a comenzar desde abajo en diferentes lugares. Ovadía fue bodeguero, barman, garrotero, mesero y otros puestos antes de dedicarse por completo a la cocina. Abrió Paxia para honrar los sabores mexicanos, pero con técnicas vanguardistas, y eso marcó el inicio de una gran carrera culinaria.

Gabriela Cámara

La fundadora de Contramar estudió historia porque quería ser curadora de arte. Pero, desde muy pequeña estuvo conectada con la cocina, por parte de su abuela italiana y de su otra abuela originaria de Campeche. Ambas le mostraron la bondad de los fogones, la generosidad y la dicha de cocinar. Una vez que por su mente pasó abrir un restaurante, no ha desistido de la gastronomía.

Con Contramar en la Ciudad de México y Cala en San Francisco, la revista Time la catalogó como una de las 100 personas más influyentes de 2020.

Elena Reygadas

Elena Reygadas es chef propietaria del restaurante Rosetta, Panadería Rosetta, Café Nin, Lardo, Pizzería Lardo y algunos otros proyectos. Ella decidió estudiar filosofía, aunque al poco tiempo, cambió de opinión y optó por letras inglesas, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Reygadas siempre tuvo esa curiosidad por probar nuevas cosas, pero no fue hasta cuando hizo prácticas profesionales en restaurantes cuando reafirmó su pasión por la cocina. Tiempo después estudió en el Culinary Center, de Manhattan, y fue adquiriendo experiencia en diversos restaurantes del mundo.

Finalmente, en 2010 Elena abrió las puertas de Rosetta, lugar que la posicionó como una de las mejores chefs de México y a su restaurante como uno de los mejores de Latinoamérica.

El talento hace al cocinero. Cuéntanos si conoces a otros chefs que estudiaron carreras diferentes a la gastronomía y hoy están haciendo historia con sus creaciones culinarias.

Please follow and like us: