Limpia tu cocina a conciencia: evita mezclar sustancias tóxicas

Combinar productos de limpieza a la hora de limpiar la cocina puede resultar en serios daños a la salud; evita mezclar sustancias tóxicas con ayuda de los expertos.

Por Evelyn Castro

La correcta limpieza de las superficies de nuestra casa es una actividad esencial para evitar contraer enfermedades causadas por virus y bacterias. Usar un trapo con agua no es suficiente para desinfectar nuestra cocina; por lo contrario, es posible que exista una contaminación cruzada cuando éste entra en contacto con carne cruda y los alimentos que no necesitan cocinarse.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que los productos de limpieza no deben ser combinados, pues mezclar sustancias tóxicas, lejos de aumentar la efectividad, puede resultar perjudicial para la salud.

Daños a la salud

A continuación, te presentamos algunas sugerencias emitidas por los expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM):

  • El cloro debe utilizarse únicamente diluido en agua. Se recomienda una cucharada de cloro, por cada litro de agua. Para facilitar su uso, se sugiere utilizar un atomizador y una toalla de papel o un trapo para limpiar.
  • Diluye siempre la cantidad de cloro sugerida en agua fría, pues los vapores del cloro en agua caliente pueden dañar tus vías respiratorias.
  • Evita revolverlo con otros productos: el cloro y el amoniaco producen un gas tóxico llamado cloramina, que al inhalarlo puede generar dolor de pecho e irritación en las vías respiratorias.
  • La combinación de cloro y vinagre para desinfectar es otra de las combinaciones peligrosas que pueden causar daños a nuestra salud. El resultado de mezclar estas sustancias puede causar vapores tóxicos y altamente inflamables.
  • Otro de los elementos más utilizados para limpiar es el alcohol: en este caso para llegar a una disolución mínima se necesitan 30 mililitros de agua en 70 mililitros de alcohol. Jamás lo mezcles con cloro, pues su combinación resulta en cloroformo, un compuesto irritante y tóxico que puede detener el diafragma si se inhala.
  • Los limpiadores con amoniaco, combinados con cloro, generan grandes cantidades de cloraminas, que además de ser tóxicas pueden producir daño a los pulmones y al hígado. El efecto es acumulativo y puede suceder a largo plazo.

Recuerda que cada producto está elaborado con sus propias especificaciones para cumplir su función, sin necesidad de combinarlo con otras sustancias. Los especialistas aseguran que, en caso de preferir otras sustancias, el jabón es adecuado para la limpieza de manos, superficies, puertas, mesas, entre otros.

Tus restaurantes favoritos ahora están trabajando bajo estrictos protocolos de higiene para salvaguardar tu salud y evitar la propagación del virus. Conoce los protocolos de limpieza.

Please follow and like us: