Come sanamente: conoce los beneficios de las espinacas

Inicia la semana con el pie derecho. Te contamos cinco beneficios de incluir a las espinacas en tu dieta diaria.

La espinaca es un vegetal que pertenece a la familia de las amarantáceas comestibles y que se distingue entre otras verduras por sus hojas grandes de color verde oscuro. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la espinaca es un extraordinario proveedor de fibra, minerales y vitaminas; además, es una fuente de antioxidantes que protegen al cuerpo de los daños celulares.

Existen diferentes tipos de espinaca:

  • Espinaca de hoja rizada o savoy: Este tipo de espinaca es la más popular para comerse cocida. Sus hojas son onduladas, crujientes y su color es verde oscuro.
  • Espinaca de hoja lisa: Ésta también es conocida por consumirse cocida. La diferencia son sus hojas, ya que son más grandes, más lisas y tiernas.
  • Espinaca baby: Se distinguen por ser más pequeñas y tiernas que las anteriores. Además poseen menor cantidad de ácido oxálico.

Alto contenido en vitaminas, minerales y fibra

Las espinacas contienen un alto porcentaje de fibra; ingerirla ayuda a prevenir la aterosclerosis y ayuda a proteger el cuerpo de ataques cardiacos. El hierro que contiene la espinaca previene la anemia y la presencia de vitamina A reduce el riesgo a contraer cáncer de pulmón y cáncer de mama en las mujeres.

También protege la retina de daños por rayos ultravioletas, disminuye el riesgo de presentar cataratas y ayuda a la vista. Por si fuera poco, es considerada efectiva para el control de la presión arterial y ayuda a la salud del cabello y piel.

Previene y controla la diabetes

Dentro de la espinaca se encuentra un antioxidante llamado ácido alfa lipoico. Se ha demostrado que éste ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre, disminuye la insulina y previene cambios inducidos por el estrés oxidativo.

Asimismo, estudios sobre el ácido alfa lipoico han demostrado que existe una disminución de la neuropatía periférica y la neuropatía autónoma en diabéticos. Esto ayuda a los pacientes a experimentar menos dolor, mejoran su rendimiento en las pruebas de función nerviosa, así como se ha visto una mejora en otros signos y síntomas.

Piel y cabello muy sanos

Al tener grandes cantidades de Vitamina A, la espinaca modera la producción de sebo en los poros de la piel y folículos pilosos; esto ayuda a hidratar tanto la piel, como el cabello. Es importante destacar que el exceso de este sebo puede perjudicar a la piel y teniendo como resultado brotes de acné.

La espinaca y otros vegetales de hoja verde también cuentan con un alto contenido de vitamina C, lo que los vuelve cruciales para la formación y mantenimiento del colágeno, mismo que nutre la estructura de la piel y el cabello.

Otro de los beneficios de las espinacas es que, por su alto contenido en hierro, previene la pérdida de cabello.

Huesos fuertes y saludables

Las personas que consumen un bajo contenido de vitamina K, sufren un mayor riesgo de fracturas de hueso. La espinaca provee grandes cantidades de vitamina K, lo que ayuda a la mejora ósea.

Esta vitamina actúa como modificador de las proteínas de la matriz ósea, mejora la absorción de calcio y reduce la cantidad de calcio que se expulsa al orinar. También, la vitamina K ayuda a regular la coagulación de la sangre, lo que permite al cuerpo formar coágulos de sangre después de una lesión.

Restablece y mejora el tránsito intestinal

Como se mencionó anteriormente, las espinacas están formadas por una gran cantidad de fibra. Esto ayuda al organismo en diferentes formas, una de ellas, es promoviendo una buena digestión.

Al tener también una alta cantidad de agua, el consumo de espinaca ayuda a prevenir el estreñimiento. Todos estos factores favorecen la regularidad digestiva de las personas y promueven la salud del tacto digestivo.

Además de todos los beneficios mencionados, la espinaca es famosa por su versatilidad. Ya que ésta se puede consumir cruda o cocida, se puede encontrar congelada, enlatada o fresca. Te recomendamos incorporarla a tu vida diaria en pastas, ensaladas, sopas o guisados. ¡Tu salud te lo agradecerá!

Please follow and like us: