Seis estilos de cerveza artesanal que no te puedes perder

Hoy es el Día de la Cerveza, y qué mejor que disfrutarlo con una en mano. Planea un fin de semana de maridaje con seis estilos de cerveza artesanal.

Hoy se celebra la creación de una de las bebidas más queridas y bondadosas del mundo. Aquella que acompaña a los acalorados y sedientos en los días de calor; la preferida entre el bullicio de los eventos deportivos y la obligatoria en los largos recorridos en carretera. Sí, nos referimos a la cerveza, una bebida que tiene bien merecido su festejo el primer viernes de agosto de cada año.

Si bien, la cerveza no nació en México sino en Medio Oriente, en nuestro país la hemos adoptado como si fuera nuestra al grado de convertirnos en uno de los principales productores de todo el mundo. En 2020, la producción del sector cervecero fue de 119 millones de hectolitros, de los cuales, se exportaron 38 millones a otros países.

Y ¿cómo es que no nos aburrimos de tomar tanta cerveza? Además de ser una bebida refrescante, la cerveza es, sobre todo, un líquido versátil y que en México hemos logrado adaptar a nuestra cocina.

Cerveza y su complemento perfecto

La cerveza también es fiel acompañante de nuestros alimentos favoritos. Maridar con esta bebida se ha vuelto cada vez más popular y, aunque existen más de 100 estilos diferentes, las más comunes son las siguientes:

Pilsner

De acuerdo con Cerveceros de México, las cervezas de este estilo son ligeras y refrescantes, ideales para acompañar comidas grasas como los tacos de carnitas o el pozole, ya que ayudan a “lavar” el paladar después de casa mordida. También les hace justicia a las comidas ligeras como las ensaladas o las carnes blancas.

Vienna

Los expertos de la Cámara de la Cerveza y la Malta afirman que el estilo Vienna resalta los sabores picantes y condimentados, característicos de la cocina mexicana. Intenta combinar este estilo con los chiles en nogada: la cremosidad de la cerveza hará un perfecto maridaje con la crema, nuez y carne.

Blonde Ale

Las Blonde Ale van bien con comidas grasas o platillos livianos. Se recomienda “enjuagar” el paladar con este estilo después de un embutido.

Pale Ale

La Pale Ale es la mejor amiga de la Cochinita Pibil. De acuerdo con los especialistas, el dulzor del jugo de naranja que se utiliza para macerar la carne y el axiote se balancea perfectamente con el amargo del lúpulo que ofrece la cerveza de este estilo.

Stout

Cerveceros de México recomiendan acompañar las stout con platillos ahumados como la carne asada, barbacoa o pescado. Otro maridaje predilecto son las enfrijoladas, especialmente si están hechas con frijol negro. Las notas de la malta a caramelo y chocolate logran balancear el sabor del frijol.

¿Llegó la hora del postre? La stout también es perfecta acompañante del helado de vainilla, los brownies de chocolate o los churros.

Weizen

Las cervezas hechas a base de trigo quedan bien con las carnes asadas, especialmente la de cerdo. También es fiel acompañante de los pasteles afrutados, como el pay de manzana y la tarta de manzana.

Este tipo de cerveza se caracteriza por sus notas a banana, frutales y aromas especiados como el clavo.

¿Cómo no rendirle homenaje a la cerveza en su día? Con limón y sal; mezclada con jugo de tomate; combinada con diversidad de salsas; comercial o artesanal; en tarro o de la botella: en gustos se rompen géneros. ¡Que disfrutes los diferentes estilos de cerveza en su día!

Please follow and like us: