Cinco restaurantes que ponen en alto nuestras raíces indígenas

En el marco de las celebraciones del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, te presentamos cinco restaurantes que ponen en alto a nuestras raíces, a través de la cocina.

Yokok’ux

Yokok’ux es un restaurante indígena ubicado en Nacajuca, Tabasco, que busca rescatar los sabores ancestrales de la etnia Yokot’an y que se ha convertido en una tendencia de la cocina tradicional, pese a todos los pronósticos negativos de su apertura en plena pandemia.

Vianey Rodríguez es la propietaria del restaurante y su objetivo es impulsar el patrimonio cultural de los pueblos originarios. Asimismo, el trabajo de Vianey busca generar comunidades sustentables y espacios para artesanos locales, donde los visitantes puedan adquirir los productos sin intermediarios.

Este espacio turístico se encuentra vigilado y protegido por Yunte’e (un guardián de la selva), el cual se encuentra labrado en un árbol de cuajilote dentro del complejo turístico para cuidar de los trabajadores, visitantes y el restaurante. Es por ello, que los visitantes abrazan a Yunte’e después de disfrutar de una comida ancestral, como forma de agradecimiento al guardián.

  • Carretera Ramal Tucta Nacajuca, Tabasco, México.

Hñähñú Restaurante

Este restaurante fue creado por el chef Juan Antonio Rodríguez y la sommelier Cintia Salvador Mera. Ubicado en el Valle del Mezquital, Hidalgo, Hñähñú Restaurante destaca por su gastronomía Otomí, la cual plasma en cada uno de sus platillos.

En Hñähñú se rinde un homenaje a la tierra, con el uso de ingredientes locales y de temporada como los hongos, vegetales, flores comestibles y cactáceas. A su vez, este restaurante ofrece un menú degustación, donde cada platillo hace homenaje a la tierra y a las raíces otomíes.

Todos los platillos están nombrados en dialecto Otomí, algunos de ellos son el Kangandho, una galleta de quelites aderezada con miel de vegetales; Rä Bok’ ya, con caracoles al mojo de ajo, hongos deshidratados y mole de huitlacoche, sobre un kimchi de vegetales, y Boyé, un postre basado en una penca de nopal deshidratado con dos bolitas de helado de tuna y mermelada de xoconostle.

  • Plaza de la Constitución #28 Colonia Centro, 1ra Demarcación Poniente, 42700 Mixquiahuala de Juárez, Hgo.

Kokonó

Fundado por Claudia Ruíz, cocinera de raíces indígenas tzotzil y promesa de la gastronomía según 50 Best, Kokonó es un restaurante que promueve la cultura chiapaneca e indígena en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Este restaurante chiapaneco trabaja con productos locales y de temporada, apoyando a pequeños productores de la región con el fin de ofrecer platillos frescos. Además, Kokonó cuenta con su propio huerto y se encuentran afiliados a Slow Food in Mexico.

Algunos de los platillos que se pueden degustar en este restaurante son: tostadas de hongos tatemados, cochito horneado, chile relleno en azafrán, sopa de chipilín, entre otros.

Su misión es ofrecer platillos auténticamente chiapanecos, por lo que decidieron nombrar al restaurante “Kokonó”, el cual en idioma tsotsil significa “epazote” una de las hierbas tradicionales de la cocina mexicana.

  • Calle Diego de Mazariegos 97, Barrio de la Merced, 29240 San Cristóbal de las Casas, Chis.

Teocintle Cocina Indígena

Toño García y Azael Jiménez, ambos chefs menores de 30 años son los creadores de este restaurante oaxaqueño. Ambos dueños, pertenecientes a la región mixteca oaxaqueña, decidieron iniciar este proyecto donde se sirve comida de cocción lenta, en montajes sumamente especiales.

El restaurante se encuentra en la ciudad de Oaxaca y opera únicamente bajo reservación; aquí se ofrece un menú de cinco tiempos con diferentes guarniciones, cada uno.

  • Av Melchor Ocampo 116 Colonia Centro, Oaxaca 68000 México

Tlamanalli

No podemos olvidarnos de este icónico restaurante, fundado por la Maestra Cocinera Tradicional oaxaqueña Abigail Mendoza. Tlamanalli está ubicado en Teotitlán del Valle, a cuarenta minutos de la capital de Oaxaca.

La gastronomía zapoteca de este lugar es altamente reconocida alrededor del mundo, incluso una reportera de The New York Times mencionó a Tlamanalli como uno de los 10 mejores restaurantes del mundo.

Una de las características más notables de la cocina de Abigail es el uso del metate. El atole, los moles, las tortillas, entre otros, son preparados con este instrumento que dota de sabores únicos. Su legendario chocolate-atole, su exquisito mole negro y su inigualable mole de novia, son algunos de los platillos emblemáticos de la Maestra Abigail Mendoza.

  • Tecutlan, 70420 Teotitlán del Valle, Oax.

Todos estos restaurantes resaltan las raíces indígenas en cada uno de sus platillos, en los que podemos percibir la dedicación y el amor por sus comunidades.

Please follow and like us: