Productos orgánicos certificados: aprende a distinguirlos

Los productos orgánicos pasan por un proceso de certificación que los avala en el cumplimiento de las normas. Que no te den gato por liebre: aquí te decimos cómo reconocerlos.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los productos orgánicos certificados son aquellos que se producen, almacenan, elaboran, manipulan y comercializan con especificaciones técnicas precisas. Asimismo, deben de estar certificados por un organismo especializado.

Después de que el organismo haya verificado el cumplimiento de las normas, se le concede una etiqueta al producto. Misma que varía de acuerdo con el organismo de certificación que la haya tramitado.

Cabe destacar, que la etiqueta de calidad orgánica se aplica al proceso de producción, lo cual garantiza que el producto se haya creado y elaborado de forma que no perjudique al medio ambiente. Es decir, esta etiqueta respalda un proceso de producción en pro al medio ambiente, a diferencia de la certificación de calidad.

La Ley en México

La Ley de Productos Orgánicos (LPO), tiene como objetivo establecer las prácticas y requisitos de los productos orgánicos, a las cuales deberán sujetarse. Algunos de ellos son el origen de la semilla; los procesos de producción; el uso de insumos para la nutrición y el manejo de enfermedades en plantas y animales.

Asimismo, la LPO implementa los requerimientos mínimos de verificación y certificación e incluye la utilización del Distintivo Nacional. Esto tiene como fin el permitir la clara identificación de los productos que cumplen con estos criterios. Gracias a esto, se mantiene la credibilidad de los consumidores y se evitan prejuicios o engaños.

Esta ley también establece que el proceso de certificación se llevará a cabo por organismos de certificación aprobados por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.  

¿Cómo distinguirlos?

Como bien se mencionó, para que un producto orgánico pueda considerarse como tal, debe estar certificado por una autoridad competente. De acuerdo con el Impulso Orgánico Mexicano A.C., éste también debe de llevar en su etiqueta un sello que lo acredite como “Orgánico Certificado”.

En nuestro país, la SAGARPA, a través de SENASICA, otorga la certificación de estos productos y alimentos. Es por eso que las personas deben de asegurarse que los productos cuenten con un sello impreso o pegado de certificación.

Algunos ejemplos son USDA Organic; Orgánico SAGARPA México; Canada Organic; JAS y BIO nach.

Se tiene conocimiento que estos alimentos orgánicos son más costosos que los alimentos ordinarios. La razón es debido a su oferta limitada; sus costos de producción suelen ser más altos debido a la mano de obra; la manipulación pos-cosecha es más reducida; su cadena de comercialización es relativamente más pequeña; entre otras razones.

Si está en tus manos, te recomendamos adquirir alimentos orgánicos. Recuerda que los pequeños cambios también importan, súmate a apoyar a las normas ecológicas y adquiere productos orgánicos certificados.

Please follow and like us: