¿Dónde están las mujeres taqueras en México?

En México existe una discrepancia entre el número de mujeres que se dedican a hacer quesadillas y los hombres que hacen tacos; ¿será coincidencia o nuestro país carece de mujeres taqueras? La respuesta es no.

Alrededor del país es común ver a las mujeres frente a sus propios puestos callejeros. Desde muy temprano, alistan el negocio y preparan todo para comenzar la producción; especialmente se les ve preparando la masa y haciendo tortillas.

José Iturriaga, escritor especializado en la historia gastronómica mexicana, nos recuerda que, para poder preparar tradicionalmente quesadillas, tlacoyos y antojitos mexicanos, la masa se debe trabajar en el mismo momento de su venta, y eso es algo que tienen claro las mujeres tras el fogón.

Pero ¿alguna vez has visto a un hombre preparando la masa para las quesadillas? Por muchos años, alistar la masa se ha visto como una actividad femenina, en la que estamos acostumbrados a ver a mujeres detrás de las preparaciones.

Por otro lado, la elaboración de los tacos es diferente, pues estos ya cuentan con una tortilla hecha, a la que se le deposita el relleno de la elección del comensal. ¿Será el acto de amasar una justificación del por qué no vemos mujeres taqueras?

De la quesadilla al taco: un mito mexicano

Juan Pedro Viqueira, historiador y autor del artículo De la quesadilla al taco: un mito mexicano explica algunos tabúes que existen respecto a la elaboración de los tacos y antojitos mexicanos.

Uno de los principales tabúes, señala el experto, es que los hombres no pueden manipular el nixtamal (maíz mezclado con agua y cal que da lugar a las tortillas). El cual ha estado presente desde el siglo XVIII, de acuerdo con el autor Viqueira.

El autor también expone que los horarios de trabajo de cada una de las actividades puede marcar la diferencia; mientras las quesadillas cierran más temprano, los tacos permanecen el resto de la tarde y hasta la noche, por lo tanto, las mujeres «deben» regresar temprano al hogar.

Rompiendo tabúes

Viqueira comenta que no se ven mujeres taqueras en México, y esto depende también del tipo de relleno que lleve el taco. Un ejemplo de esto es que es más habitual ver a mujeres encargarse de tacos de guisado o canasta, pero rara vez suelen vender tacos de suadero, carnitas o al pastor.

Dentro de su artículo habla acerca de cómo la preparación de la carne se ha visto como un trabajo para los hombres. Incluso, Iturriaga cree que el peso de la carne es un factor influyente, ya que un trompo de pastor puede pesar hasta 20 kilos cuando se coloca.

Sin embargo, sabemos que esto no es un impedimento, pues existen mujeres que viven de romper esos tabúes y dedican su día a día a ser taqueras.

Las Muñecas, un sitio hecho por mujeres taqueras

Las Muñecas es una taquería nocturna que es trabajada únicamente por mujeres. Fundada en 1985 por María de Jesús Hernández, esta taquería comenzó con la venta de gorditas, tostadas y quesadillas, con el estilo que la caracteriza: porciones grandes y con tortillas de harina.

Taquería Las Muñecas/Fotografía tomada de Facebook

Fue hasta 1990 cuando un cliente le dejó una bolsa con longaniza y bistec para que «se preparara unos taquitos». A partir de ese día no hubo vuelta atrás, el puesto de gorditas se convirtió en una taquería.

Gracias a un grupo de clientes a los que María llamaba “muñecos”, comenzaron a llamarla “la muñeca”. De ahí surgió el nombre de la taquería que hoy en día rompe con los estereotipos.

Desde sus inicios, esta taquería ha sido atendida por mujeres. Las Muñecas busca ir contra lo establecido, demostrando que las mujeres también pueden ser leyendas taqueras y retando a todos aquellos que creen lo contrario.

María de Jesús nos enseña que los deliciosos tacos de suadero, longaniza y pastor no tienen género. Ella se encuentra en el sur de la Ciudad de México, en Toltecas, Manzana 58, Pedregal de Santo Domingo, Coyoacán.

Yala Yala

Una taquería árabe que abrió a inicios de 2021 tiene al mando a Andrea Sayeg. Una joven de tan solo 29 años, conocida por su gran camino recorrido en el mundo de la gastronomía. Andrea trabajó por tres años en Merkavá, un restaurante dedicado a la cocina tradicional de Jerusalén y con un puesto de chef corporativa en el grupo restaurantero Bull and Tank.

La cocina de Yala Yala es liderada completamente por mujeres, y además, logra fusionar dos culturas en una gastronomía perfectamente balanceada. Los tacos son la especialidad del lugar, lo cual vuelve a Andrea una de las pocas mujeres taqueras que figuran en el país y, también, un talento emergente que seguramente no dejará de hacer ruido.

Algunas de las estrellas del menú de Yala Yala son el taco Baalbek de short rib con hummus, guacamole y ensaladita de pepino, jitomate y limón curado; Shawarma de camarón de Topolobampo Sinaloa con salsa de amba de coco hecha en casa; El tradicional falafel y el hummus al centro.

Así como Las Muñecas y Yala Yala están rompiendo con paradigmas, esperamos que en los próximos años sean más las mujeres que se sumen a esta tendencia de mujeres taqueras.

Please follow and like us: