Conoce las panaderías más antiguas de México

La preparación, consumo y adaptación del pan en México se estableció con la llegada de los españoles y los franceses a nuestro país. Hoy en día el pan es un básico de nuestra alimentación y son pocas las panaderías que han logrado mantenerse en el gusto del público y que se han convertido en las más antiguas.

Para el mexicano, así como es importante la tortilla, lo es el pan. Miles de panaderías se encuentran a lo largo del país, pero son muy pocas las afortunadas de consentir a varias generaciones a lo largo de los años. Conozcamos algunas de las más antiguas de México.

La Vasconia (1870)

Por más de 150 años, La Vasconia se ha consolidado como un clásico de la Ciudad de México para todos los amantes del pan. Además de ser una panadería, tiene un restaurante que ha saciado a más de uno. Desde que el panadero vasco, Marcelino Zugarramurdi, la fundó en 1870, no ha cerrado sus puertas y para seguir ofreciendo los panes que la caracterizan.

Cuando Marcelino comenzó en el camino del pan, ofrecía a los clientes un máximo de 30 piezas en un lugar muy pequeño. Pero, debido a la calidad de los productos, presentación y sabor, hicieron que la popularidad aumentara y se expandiera rápidamente. La panadería ha pasado de generación en generación preservando el oficio panadero y consintiendo a todos los asiduos visitantes y amantes de sus más de 300 variedades de pan.

  • Tacuba 73, colonia Centro, Ciudad de México.

Panificadora La Luz (1917)

Con poco más de 100 años en el mercado, la Panificadora La Luz ha conquistado paladares en Guadalajara, Jalisco, siendo una de las panaderías más antiguas del país. Fue en 1917 cuando Julia Aguilar fundó La Luz para sacar adelante a su familia. Esta pequeña panificadora en Guadalajara ha resistido más de lo que muchos hubieran esperado, y eso se debe a la calidad de sus productos, mismos que se siguen preparando como hace más de 100 años.

Después de cuatro generaciones, las recetas y los métodos siguen siendo los mismos, lo que hace de La Luz un éxito y una parada oficial en la panadería más antigua de la ciudad. Aquí encontrarás moños, danés, galletas, conchas y deliciosa variedad de pan que te hará agua la boca.

  • Herrera y Cairo 480, colonia Centro, Guadalajara, Jalisco.  

La Vienesa (1919)

La Vienesa es la panadería más antigua de Querétaro. Este lugar se ha convertido en un tesoro de la tradición mexicana, pues el primer horno de gas que existió en el estado, está en este negocio.

En 1943 don Carlos Pacheco adquirió La Vienesa, panadería que poco a poco fue creciendo hasta estar próxima a cumplir 79 años con el linaje de esta familia. Carlos había comenzado a trabajar en La Vienesa desde 1927 y ésta se fundó en 1919. Su hijo Álvaro es quien siguió con el amor al pan convirtiéndose en el segundo mexicano en estudiar panadería en una escuela en Chicago. Ahora, los nietos de don Álvaro son quienes llevan la batuta del lugar.

  • Juárez 18 norte, Centro Histórico, Querétaro, Querétaro

La Superior

En 1924 se fundó en Monterrey, La Superior, una de las panaderías más consentidas por todos los regios. Los panes más populares son las mantecadas, los buñuelos, las conchas y hasta las orejas. La Superior ha sobrevivido a los cambios y se ha adaptado a los gustos de los locales para permanecer dentro de las favoritas. Todos los días abre a las 4 de la mañana para que la gente empiece el día con una delicia de pan tradicional.

  • Vicente Guerrero 220, Centro, Monterrey, Nuevo León.

La Ideal (1927)

No existe panadería con más tradición en la Ciudad de México que La Ideal. Sus cajas son conocidas por casi todo chilango, quien en la mañana disfruta sus orejas, conchas, muffins, panqués, rebanadas y un sinfín de panes dulces. Sus sucursales son como viajar al pasado, rodeados de productos dulces que te harán babear.

Entre chocolates, galletas, pasteles, gelatinas y mucho pan, es como se disfruta esta panadería. Si bien no es la más antigua, ya que se fundó en 1927, están cada vez más cerca de cumplir un siglo de vida .

  • 16 de septiembre, colonia Centro, Ciudad de México.

Sin lugar a dudas, cualquiera de estas panaderías puede satisfacer nuestro antojo de un pan muy mexicano. Nos llenan de orgullo y emoción el que negocios familiares y mexicanos, sigan creciendo como hasta ahora.

Please follow and like us: