La Aldea Avándaro, experiencias del huerto a la mesa

Celia Marín y la chef Sonia Ortiz comparten todos los saberes del huerto y su cocina ecológica en La Aldea Avándaro, en Valle de Bravo. Aquí te contamos cómo vivir la experiencia

Recolectar productos, aprender de ellos y poder disfrutarlos en una comida es, sin duda alguna, una experiencia inigualable. El proyecto de dos mentes brillantes te permite conocer más acerca del campo y adentrarte a un mundo culinario completamente nuevo.

Ubicada en Valle de Bravo, La Aldea Avándaro, es el primer centro de investigación y capacitación de campo y cocina. Se inauguróe en agosto de 2018 y desde ese momento, se han dedicado a crear experiencias y concientizar a las personas que lo visitan.

Cocina de huerto

Se trata de una propuesta que combina la gastronomía con el campo y que tiene como resultado experiencias sorprendentes. Al entrar, lo primero que se aprecia es un paraíso verde, lleno de hierbas de olor; frutas; flores comestibles; árboles; una composta natural y un invernadero. A éste lo acompaña una casa y, dentro de ella, una cocina y un comedor.

Este proyecto nace con el objetivo de concientizar a la gente con los cuidados y la importancia de lo que consumimos. Asimismo, busca descubrir y compartir el sabor natural de los productos. Es decir, todo lo que se encuentra en La Aldea está libre de químicos, pesticidas y fertilizantes, para así disfrutar de los alimentos que la tierra produce de manera natural.

La Aldea Avándaro / Fotografía tomada de Facebook

“No echamos químicos para controlar plagas y enfermedades, así como para fertilizar nuestro suelo, utilizamos otras plantas. Nosotras utilizamos plantas para curar a las plantas, como deberíamos de utilizar plantas para curar a los animales. Hacemos lo que se llama biopreparados, aquí todo lo que toques no tiene químicos,”, explicó la chef Sonia Ortiz.

Para la chef es muy importante implementar en su cocina la permacultura. De acuerdo con Permacultura México, se refiere a un sistema o disciplina que sirve para implementar asentamientos humanos productivos de forma sostenibles que respetan la naturaleza. “En permacultura lo que se dice es que, lo que usas más en la cocina, lo tienes que tener cerquita. Cuando yo cocino, lo que debo tener cerca son las hierbas de olor y eso -y más- es lo que vamos a encontrar en todo este lugar”, compartió Sonia.

Experiencias para grupos

Las experiencias se dividen en cuatro distintas. Todas necesitan una reservación previa y tienen una duración de seis horas aproximadamente. Asimismo, los asistentes podrán cosechar, preparar y cocinar los alimentos para después disfrutarlos acompañados de una cerveza, copa de vino y agua fresca.

De primera instancia, La Aldea Avándaro ofrece una experiencia de tortillas de nixtamal. En ésta, las personas podrán ir al huerto por ingredientes para después vivir la manera de hacer tortillas, desde preparar el nixtamal hasta la obtención de la masa. Además, podrán cocinar distintos guisos mexicanos para crear una experiencia de antojitos.

Por otro lado, la marca cuenta con la experiencia de pizzas de masa madre a la leña. Además de recolectar en el huerto los ingredientes, preparar la masa y crear distintas ensaladas a partir de ingredientes naturales, también se aprende acerca de las bondades y el uso de la masa madre. Todo de la mano de Sonia Ortiz, chef de Cocina al Natural.

Y para las personas que siempre han sentido curiosidad sobre cómo utilizar las plantas: la experiencia de plantas medicinales es la adecuada. A diferencia de las demás, aquí se preparan remedios caseros con plantas medicinales, todas provenientes del huerto.

Por último, se encuentra la experiencia de campo y cocina, la cual es la que abarca una mayor preparación de alimentos. Esta experiencia les permite a las personas sembrar setas, cosechar los ingredientes y cocinar bajo la dirección de la chef Ortiz. Todo esto para tener como resultado un menú de cinco tiempos con ingredientes de temporada recién cosechados.

Los precios de cada una de estas practicas oscilan entre los $900 y $1,400 por persona y pueden reservar aquí.

Talleres y cursos especializados

También cuentan con talleres para grupos escolares; en estos, dependiendo de la cantidad de alumnos, se les puede asignar un maestro por grupo. Asimismo, La Aldea ofrece un taller de plantas medicinales; flores comestibles; gastronomía sustentable; nixtamalización; masa madre y cultivo de hongo seta.

En todos, se necesita un número de 10 alumnos mínimo para crear un grupo; una previa reservación; tiene un costo de $600 por alumno y una duración de cuatro horas por taller. Así como en las experiencias anteriores, en estos talleres, los alumnos aprenderán a cosechar, sembrar, preparar alimentos y cocinar.

Talleres en La Aldea / Fotografía tomada de Facebook

La Aldea Avándaro ofrece también cursos especializados. La diferencia de los cursos especializados es su duración y el enfoque. Estos necesitan de tres días para poder abarcar todas las actividades y poder vivir de manera completa la experiencia. El calendario de los cursos programados lo puedes ver aquí. De igual manera, en su página web se encuentra toda la información de esto y más.

¿Quiénes son Sonia Ortiz y Celia Marín?

La chef Sonia Ortiz, una entusiasta de la cocina y especialista en el medio ambiente, presenta una propuesta gastronómica orgánica y ecológica. Con más de una década de trayectoria, una carrera profesional en Química y su pasión por la cocina ha creado distintos proyectos que reflejan todas estas cualidades.

Sonia comienza en Youtube con Cocina al Natural, un programa de cocina multiplataforma con más de 2 millones de suscriptores en sus diferentes redes sociales. Asimismo, la chef Ortiz salta a la televisión en el Gourmet Channel con series como: Sonia en su Huerta, Cocina de Mercado con Sonia y La Cocina de Sonia Ortiz.

La chef Sonia Ortiz y la periodista Celia Marín / Fotografía tomada de Facebook

Celia Marín Chiunti es periodista especializada en desarrollar comunidades multiplataforma de estilos de vida, especialmente de gastronomía. Marín cuenta con más de 25 años de experiencia como periodista gastronómica y de estilo de vida.

Cabe destacar que fue ella la fundadora del área de suplementos editoriales de Reforma y El Universal; creadora de publicaciones como Buena Mesa, Moda y Entremuros en Reforma; Menú y De Última en El Universal, así como muchas otras publicaciones.

Además de fundar La Aldea Avándaro, ambas forman parte de la plataforma cocinaycomparte, un blog dedicado a las recetas y la gastronomía natural, artesanal y orgánica.

Ahora, visitar Valle de Bravo también implica el disfrutar de experiencias culinarias gracias a espacios como La Aldea Avándaro. Si lo que buscas es adentrarte al campo y la gastronomía, este proyecto es para ti. Al visitarlo no dudes en hospedarte ahí mismo, a través de Airbnb. ¡Vive toda la experiencia del huerto a la mesa!

Please follow and like us: