Evita el desperdicio y aprende a congelar tus alimentos

Congelar los alimentos es una gran alternativa para evitar el desperdicio de comida, un problema que afecta significativamente en todas partes del mundo. Aprende a congelar y descongelar con esta guía práctica.

El desperdicio de alimentos es un problema que no sólo afecta al medio ambiente, sino también a los 25 millones de personas que enfrentan condiciones de inseguridad alimentaria en nuestro país.

De acuerdo con el último informe de United Nations Environment Programme (UNEP) México es el segundo país más derrochador de América Latina, con 11.9 millones de toneladas de alimentos desperdiciados al año, solo después de Brasil.

Además de planificar las cantidades que se compran contra las que se consumen, otra de las alternativas para mitigar esta problemática es a través del almacenamiento de los alimentos y, en ese sentido, el congelador puede ser un gran aliado.

Aunque casi todo se puede congelar, existen ciertas reglas para lograrlo con éxito. OLIO, aplicación especializada en el rescate de comida, comparte algunos consejos para congelar tus alimentos.

¡Que no termine en la basura!

Frutas y Vegetales: Entre los grupos de alimentos que más se desperdician destacan el de las frutas y vegetales. Por ello, se recomienda picar o trocear los vegetales y frutas que sobran y guardarlos en un recipiente. Éstas pueden utilizarse posteriormente en smoothies, jugos, aguas frescas o para cocinar.

Carne: cruda o cocinada, la carne es un alimento que se puede congelar hasta antes de su fecha de caducidad. Recuerda que, para descongelarla, debes evitar romper la cadena de frío; para ello, los expertos recomiendan colocarla con al menos 24 horas de anticipación en el refrigerador.

Guisos: ¿cocinaste demasiado y no sabes qué hacer con el sobrante? Espera a que los alimentos enfríen, coloca diferentes porciones en recipientes herméticos y almacénalos en el congelador. Además de que la comida se mantiene en perfectas condiciones, esto puede ayudar en aquellos días que no quieras cocinar.

Líquidos: las salsas, jugos e incluso la leche, se pueden almacenar en el congelador siempre y cuando el recipiente sea suficientemente amplio, ya que los líquidos tienden a expandirse al congelarse.

Lo que no sabías que puede congelarse

Huevos: Por extraño que parezca, los huevos también se pueden congelar. Sólo es necesario batirlos para luego almacenarlos, o bien, separar las claras de las yemas y meterlos al congelador en diferentes recipientes.

Pan dulce, salado y tortillas: Este grupo de alimentos también puede congelarse. Los expertos de OLIO recomiendan que cuando lo quieras comer, lo saques del congelador y lo tuestes enseguida; otra opción es meterlo en el microondas en la función de descongelar, durante unos minutos.

Vino para cocinar: También puedes alargar la vida de tu vino de cocina. El vino congelado puede ayudar a la elaboración de diferentes guisos como pescados y mariscos, o en el caso de las pastas.

Queso: Antes de introducirlo al congelador, es necesario porcionarlo y cortarlo en bloques. Si bien, su consistencia va a cambiar de manera significativa, este lácteo te puede funcionar al momento de gratinar o fundir sobre los alimentos.

Hierbas: Trocéalas y mézclalas con un poco de agua o aceite antes de congelarlas. Un tip muy práctico, es que se almacenen en los recipientes para cubos de hielos; así, al momento de cocinarlas, puedes usar directamente el cubo de hielo en el guiso hasta que se descongele.

¿Cómo lo descongelo?

Recuerda evitar perder la cadena de frío y exponerlos a temperatura ambiente durante mucho tiempo. Las bajas temperaturas pueden contribuir al crecimiento de bacterias y, con ello, a enfermedades estomacales.

Te recomendamos descongelar con horas de anticipación en el congelador o directamente sobre el fuego. También es importante que los recipientes estén previamente desinfectados y sean herméticos para prevenir que el frío los «queme» o los oxide.

Recuerda que además de contribuir al medio ambiente y evitar la inseguridad alimentaria, estos consejos también ayudarán a cuidar tu bolsillo. Cuéntanos en redes sociales qué otros alimentos acostumbras a congelar.

Please follow and like us: