Descubren un nuevo riesgo por consumir alimentos procesados

Un estudio reciente demostró que el consumo de alimentos procesados puede ocasionar una enfermedad inflamatoria intestinal.

Por Gaby Vázquez

Las galletas, papas fritas, cereales, embutidos y demás, están elaborados con ingredientes dañinos para el organismo y son considerados alimentos procesados.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, los alimentos procesados son aquellos que están elaborados con formulaciones industriales, aditivos y cosméticos que dan sabor o textura a las preparaciones. Estos productos están nutricionalmente desequilibrados por su elevado contenido en azúcares, grasas saturadas, sodio y bajo contenido en proteínas, fibras, vitaminas y minerales, en comparación con los productos sin procesar.

Al llevar una dieta con alta ingesta de estos ingredientes, somos propensos a sufrir enfermedades como sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes y, en el peor de los casos, sufrir de un paro cardiaco.

Por si fuera poco, un estudio reciente hecho por científicos internacionales y publicado por The BMJ demostró que el consumo de dichos alimentos se asocia a un mayor riesgo de padecer una enfermedad inflamatoria intestinal (EII).  

¿Cómo se realizó el estudio?

Los científicos recabaron la dieta de 116 mil 087 adultos, de entre 35 y 70 años de edad, y de 21 países con ingresos bajos, medios y altos. Estas personas participaban en el estudio Prospective Urban Rural Epidemiology de EEUU.

Durante 13 años (2013-2016) se inscribieron los participantes al estudio y como mínimo recibían una evaluación cada tres años. Durante el estudio se dio a conocer que 467 personas desarrollaron enfermedad inflamatoria intestinal.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que uno de los factores más influyentes para que las personas desarrollaran ese padecimiento fue un mayor consumo de alimentos ultra procesados. Los alimentos que más se asociaron a la enfermedad fueron los refrescos, alimentos con azúcar refinada y carne procesada.

A su vez, descubrieron que la carne roja no procesada, los lácteos, el almidón, las frutas y verduras no se asocian con dicha enfermedad. Por lo tanto, los alimentos no son los que nos ponen en riesgo, sino la manera en que se procesan para hacerlos más comerciales o ricos.

No está mal consumir estos alimentos, lo malo es excederse. Lo mejor es cuidar nuestra alimentación para evitar enfermedades. Después de lo que vivimos con la pandemia por el covid 19, hay que mantenernos sanos.

Please follow and like us: