El superbowl y los snacks: 5 datos que no conocías

Contamos las horas para poder vivir el Super Bowl, un evento que no se puede disfrutar igual sin snacks ni bebidas.

Hoy se lleva a cabo el Súper Bowl LVI, y, como es costumbre, los fanáticos y espectadores se reúnen para disfrutar de este magnífico evento.

Entre los alimentos favoritos para disfrutar el Super Bowl, destacan los nachos, alitas, guacamole y la cerveza, pero ¿desde hace cuánto se consumen estos snacks?

Su historia

El Museo Nacional de Historia Americana afirma que los fabricantes de manufactura introdujeron una gran cantidad de snacks empaquetados entre 1950 y el año 20000. Estos satisfacían los antojos básicos de los habitantes, con ingredientes como azúcar, sal y grasa.

En la década de 1980, las personas consumían estos refrigerios en todas partes: en el trabajo, en el hogar, en las escuelas, incluso, mientras estaban caminando o en el coche. Sin embargo, a medida que estos artículos se volvieron muy accesibles, muchos cuestionaron su composición nutricional.

Desde el primer partido del Super Bowl en 1967, el campeonato anual se ha convertido en un día nacional de refrigerios. Los favoritos día incluyen pizza, alitas, papas fritas, palomitas de maíz, salsas, dips para untar y mucha cerveza. Estos snacks se han visto en las mesas de los fanáticos desde 1967; incluso, existían tazones en forma de estadio de fútbol americano para poder complacer a los verdaderos fanáticos.

Las alitas búfalo se crearon en 1964 y desde ese entonces, se han convertido en un estándar del Super Bowl. Asimismo, desde la década de 1990, los fanáticos más creativos han construido “estadios de bocadillos” con una gran variedad de bocadillos dulces y salados, en donde todo es comestible.

Fotografía tomada del Museo Nacional de Historia Americana

Las frituras de maíz lanzaron su imperio en Estados Unidos al querer transformar la popular fritura callejera mexicana en un bocadillo básico y producido en masa. Para 1950, Gustavo Olguín, padre de Fritos logró que se vendieran bolsas en todo el país. Es por eso que éstas han sido vistas desde el primer Super Bowl en 1967.

México no se queda atrás

Como sabemos, la gastronomía mexicana es querida alrededor del mundo. Y la comida callejera y los refrigerios de nuestro país no se quedan atrás. Tanto así, que el guacamole es la estrella de la fiesta en cuestión al Súper Bowl.

Cifras de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, dictan que a finales de 2019 y principios de 2020, fueron comercializadas 120 mil toneladas de aguacate mexicano a Estados Unidos, debido al Súper Bowl.

Los beneficios a los agricultores del país que se dedican a la producción del aguacate se reflejan en estas cifras. De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la producción de aguacate alcanza las 2.3 millones de toneladas al año, de las cuales el 73.9 por ciento provienen del estado de Michoacán.

El año pasado, la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (Apeam), estimó el envío de 132 mil 30 toneladas de aguacate, un aumento de 4% respecto con el año 2020.

Asimismo, la Apeam también dio a conocer que este domingo el tesoro mexicano también aparecerá en pantalla. Se trata de un comercial de Avocados From Mexico (AFM), la marca de aguacates número uno en ventas en los Estados Unidos. Su duración será de 30 segundos y en él participará el comediante Andy Richter. Como siempre, el tesoro mexicano brilla en todo el mundo.

¡Cuéntanos en redes sociales qué snacks elegirás para ver el Súper Bowl LVI!

Please follow and like us: