Las claves de desinfección en los restaurantes, según los expertos de Tork

¿De qué manera los restaurantes pueden evitar la entrada de la Covid-19 a su establecimiento? ¿Cuántas veces deben aplicarse gel antibacterial tanto los visitantes como el equipo de trabajo para garantizar la seguridad sanitaria? Estas y otras preguntas son resueltas por Eduardo González, Vicepresidente Comercial de Higiene Profesional para Essity Latinoamérica. El objetivo: aclarar dudas y dar confianza al personal y a los comensales.

Por Dulce Villaseñor

Luego del primer confinamiento, surgió la inquietud: ¿qué tan seguro es acudir a los restaurantes con la pandemia aún presente? El miedo y la incertidumbre hicieron a muchos prescindir de la experiencia. Prefirieron quedarse en casa para disfrutar de las experiencias de servicio a domicilio. Sin embargo, otros buscaron la manera de volver a sus lugares favoritos, ya sea por nostalgia, antojo o bien como apoyo a la industria de la restaurantería en México, que se vio mucho más lastimada que en 2010, cuando el virus de influenza A-H1N1 tuvo lugar en nuestras calles.

A raíz de esta necesidad, los restaurantes han tenido que diseñar una experiencia gastronómica mucho más segura tanto para el equipo de sala como para los cocineros y, por supuesto, los clientes. Todo de la mano de empresas como Tork. “Hay que remodelar el sitio pensando en la seguridad. Los restaurantes deben reorganizar las mesas y la distribución para conseguir un ambiente más privado que dé sensación de seguridad y conexión”, asegura Eduardo González. 

Y justo esa redistribución de los espacios —además de procurar que el aforo sea menor a la capacidad total de lugar— es fundamental para mejorar la seguridad de los restaurantes. Comenzando por una buena ventilación, misma que puede evitar contagios masivos. Según una investigación de la revista Physics of Fluid, la apertura de ventanas aumenta la fracción de partículas que salen del sistema en casi un 40%. La distribución de la velocidad del flujo y el tamaño de las partículas son clave en el transporte de aerosoles, una de las principales formas en que se propaga el Covid-19, cuando las partículas de aerosol se liberan durante la exhalación, el habla, la tos o los estornudos.

Un virus necio que se instala en las superficies

Queda claro que la sana distancia entre las mesas y el uso de cubrebocas resultan esenciales para poder retomar una vida medianamente normal. Sin embargo, el virus también puede transmitirse entre empleados y clientes a través de superficies y objetos contaminados. De acuerdo con una investigación australiana publicada en la revista científica Virology Journal, a 20 grados Celcius, que es la temperatura ambiente, el virus es extremadamente fuerte y puede sobrevivir durante 28 días en superficies lisas como los vidrios que se encuentran en los teléfonos móviles y los billetes de plástico.

Ante esto, el experto refuerza la importancia de contar con mensajes clave que indiquen dónde se encuentran los productos para mantener la higiene. “Hay que colocar señales que promuevan las medidas de seguridad, disponibilidad y ubicación de los productos de higiene e indicaciones para las zonas de descanso. Los productos deben colocarse en punto clave como mesas, mostradores, espacios compartidos, entradas y salidas”.

Sin duda, la higiene es un factor de máxima importancia a la hora de manipular, distribuir y servir alimentos. Por lo que es muy importante que los restaurantes cuenten con estaciones de lavado y secado de manos donde siempre esté disponible agua, jabón y toallas de papel. “También, la higiene personal es fundamental tanto para los empleados como para el comensal, ya que es recomendable mantener el distanciamiento social, utilizar cubrebocas y lavarse las manos frecuentemente”.

 “Los productos Tork® cuentan con sistemas higiénicos donde solo tocas lo que utilizas sin necesidad de tocar dispensadores o palancas, evitando así la propagación de virus y bacterias”, señala González.

El gel antibacterial y el lavado de manos, esenciales en la nueva normalidad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los desinfectantes a base de alcohol son los únicos medios conocidos para inactivar rápida y eficazmente una amplia gama de microorganismos dañinos en las manos. Para el gobierno de México, es recomendable utilizar un antibacterial con 70% de alcohol. “Los jabones y los geles antibacteriales de Tork® son eficaces para buena higiene de manos, además de que eliminan el 99.9% de bacterias (Escherichia Coli y Staphylococcus aureus) y al ser un antiséptico, no solo actúan sobre las bacterias sino también sobre virus y hongos como COVID-19”.

De igual manera, lavarnos las manos resulta la acción clave para protegernos contra el coronavirus. Según el reporte de Higiene y Salud de Essity 2020, siete de cada 10 personas dicen que el virus se propagaría con menos rapidez si la gente se lavara las manos correctamente. Ante esto, la OMS recomienda lavarnos las manos con agua y jabón usando la técnica y el producto adecuados. A continuación, los pasos recomendados:

  1. Mojar las manos con agua.
  2. Depositar en la palma de la mano una cantidad suficiente de jabón.
  3. Frotar las palmas de las manos entre sí.
  4. Juntar las palmas contra el dorso de la mano opuesta y con los dedos entrelazados.
  5. Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  6. Hacer lo mismo con el dorso de los dedos de una mano con la palma opuesta, agarrando los dedos.
  7. Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  8. Luego, frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma opuesta, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
  9. Enjuagar las manos con agua.
  10. Secar las manos con una toalla de papel desechable para eliminar el resto de las bacterias, ya que con la toalla se genera la fricción necesaria para combatirlos. El dispensador Tork PeakServe® cuanta con un sistema de toalla continua donde solamente tocas lo que usas, evitando el contacto con otras superficies.
  11. Utilizar la toalla para cerrar el grifo.
  12. Ahora, las manos están secas y seguras.

Es importante, en palabras de González, evitar secadores de aire o dispensadores con palancas. “Propagan las bacterias en el aire y por el alto de riesgo de generar contaminación cruzada debido a la cantidad de personas que tocan estos sistemas”.

El personal de sala y de cocina, ¿qué medidas deben tomar en los restaurantes, según Tork?

El experto de Tork® invita al equipo de trabajo de cualquier restaurante a tomar algunas medidas importantes de higiene personal durante su horario de trabajo. “El pelo debe estar cubierto durante la preparación de alimentos y al momento de servir y recoger cada platillo. Además, la ropa de trabajo debe cambiarse cada día ya que los equipos no deben ponerse la ropa de trabajo fuera de las instalaciones y las prendas que se utilicen deben lavarse con agua caliente para eliminar virus y bacterias».. Tampoco es recomendable llevar joyas o relojes ni utilizar esmalte de uñas. Si el empleado tiene alguna grieta o herida, debe utilizar guantes en todo momento.  

Los paños pueden albergar microbios no deseados que se pueden transferir fácilmente a los alimentos o a través de las manos. Si se utilizan, es necesario desecharlos o lavarlos frecuentemente. No deben usar el mismo paño de cocina o de cocinero para secarse las manos, sino toallas de papel. “Tork® cuenta con una variedad de paños de limpieza y toallas de papel que evitan la contaminación cruzada”, dice González.

Finalmente, Eduardo González nos recuerda la importancia de la integración de la tecnología para mejorar el acceso en el restaurante y reducir riesgos. Algunas soluciones son: aplicaciones móviles para pedidos, realizar los pagos con tecnologías “contactless” y aplicar menús con códigos QR. “También es importante poder brindar productos innovadores con sistemas higiénicos como los que brinda Tork® para que el equipo y los comensales estén seguros de que solo ellos tocarán lo que utilizarán”, concluye. Todo esto a reserva de ni comensales ni restauranteros olvidemos que mantener una actitud cooperativa, responsable y prudente son esenciales para podernos adaptar a una nueva normalidad, que parece haber llegado para quedarse en nuestros hábitos.

¿Cuándo debemos aplicar gel antibacterial o lavarnos las manos?

  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Luego de utilizar o desechar un pañuelo.
  • Tras utilizar el transporte público.
  • Al abandonar y regresar a la cocina y a las zonas de preparación.
  • Manipular productos de limpieza.
  • Comer, beber, fumar o masticar chicle o tabaco.
  • Manipular carne cruda, aves o marisco.
  • Al manejar dinero.
  • Antes de ponerse guantes y después de quitárselos; de preparar comida y comer o beber, y de ir al baño.
  • Si vamos a tocarnos la cara.
  • Previo y posteriormente de colocar el cubrebocas.
  • Después de usar el baño o entrar en contacto con heces.
  • Después de tocar la basura.

También lee: Restaurantes podrán reabrir bajo estrictas medidas de limpieza.

También lee:

Please follow and like us: