Eat Like a Local, experiencias gastronómicas para devorar la CDMX

Eat Like a Local es un proyecto, dirigido por mujeres, que acerca a los turistas con los manjares gastronómicos de diferentes puntos de la Ciudad de México.

“Lo que más amo de mi trabajo es compartir la comida. Cada vez que pruebo algo asombroso quiero que la gente lo pruebe”, cuenta Rocío Vázquez, creadora de Eat Like a Local, un proyecto que ofrece experiencias gastronómicas inmersivas en calles y mercados de la Ciudad de México.

Estos safaris gastronómicos —como los denomina Rocío— invitan a los turistas a conocer la cultura culinaria de las principales alcaldías de la capital y, al mismo tiempo, acercan a las personas con la comunidad para lograr conexiones entre el que come y el que cocina.

Recorridos con tacos, salsas, mezcales; comida de mercados y de calle por el día y por la noche; la ruta gastronómica de la colonia Escandón, y la Roma norte y los mercados vegetarianos: Eat Like a Local está hecho para satisfacer todos los gustos culinarios.

¿Cómo nació Eat Like a Local?

A través de su página web, Rocío cuenta que durante un viaje a Estambul conoció a un grupo de vagabundos afuera de la Torre de Gálata con quienes compartió unas copas y recorrió los alrededores de la ciudad, donde disfrutó sándwiches de pescado, mejillones y cervezas, afuera de la Mezquita Azul. Fue entonces cuando realmente descubrió ese fascinante destino turístico, de la mano de los locales.

Regresé a México decidida a crear esta empresa y hacer que los viajeros sintieran exactamente lo que los indigentes me hicieron sentir en Estambul. Dejé mi trabajo como directora en DDB y seis años después aquí estoy”, narra Rocío en la publicación.

Rocío Vázquez, quien también se describe como una apasionada viajera, añade que este proyecto la hace sentir viva y, aunque al principio solo se trataba de exponer la comida, hacer giras y divertirse, comenzó a integrar a personas cercanas con el afán de seguir creciendo.

Un safari dirigido por mujeres

La creadora de Eat Like a Local cuenta que de 2015 a 2017 estuvo involucrada en relaciones amorosas abusivas que le dejaron en claro la importancia de la independencia financiera y la necesidad de “crear espacios de trabajo mejores y más seguros para otras mujeres”.

“Decidí que si ELAL (Eat Like a Local) necesitaba crecer, sería solo para mujeres y les iba a dar el mejor salario de todos los tiempos. La independencia financiera es vital cuando necesitas huir de una mala situación como mujer”.

Fue bajo esa premisa como conformó su equipo de trabajo, que hoy en día está constituido por personas que “han sido parte de su vida durante mucho tiempo”. Lorenza, es su hermana; Andrea, su mejor amiga, y Astrid, otra de sus grandes compañeras de vida “una lectora ávida, que sabe mucho sobre la historia y cómo la comida y la sociedad han evolucionado en la ciudad”.

Rocío y Andrea/Fotografía tomada de la página web de Eat Like a Local

A la par, Rocío se asegura de proveer a sus colaboradoras de un espacio de trabajo feliz, flexible, empoderador y que brinde a sus colaboradores de herramientas como talleres, excursiones y educación continua.

“Quería crear el trabajo que me gustaría tener, y el primer paso fue tener buenos salarios porque todos quieren ganar dinero para vivir cómodamente y felices. Eat Like a Local tiene los mejores salarios de la industria”.

Además, destaca que para ser principales agentes de cambio solo trabajan con restaurantes, vendedores y proveedores que se preocupan por su personal, pagan a tiempo y crean una buena cultura de trabajo.

Eat Like a Local con la comunidad

Además de ofrecer giras por la ciudad, este safari gastronómico creó el proyecto 80IQ, donde invita a los menores a aprender inglés y al mismo tiempo reciben orientación e inspiración.

Además, en 80IQ los niños del mercado de La Merced y del vecindario de Tacubaya tienen la opción de acompañar los recorridos gastronómicos de los turistas, al mismo tiempo que practican el idioma y obtienen inspiración.

“El inglés es una herramienta para que tengan mejores oportunidades cuando sean mayores. También quiero mostrarles que el mundo es más grande y las posibilidades son infinitas. Quería que los chicos se sintieran orgullosos de sí mismos”.

La primera generación de 80IQ/Fotografía tomada de la página web de Eat Like a Local

Agenda tu próximo recorrido

Eat Like a Local continúa trabajando bajo estrictas medidas de higiene para cuidar a los asistentes de los diferentes tours gastronómicos. El cubrebocas, control de temperatura y uso de desinfectante es obligatorio.

Para agendar un recorrido, planificar un viaje privado o para grupos grandes es necesario ingresar a la página web y dar click en botón de reservar. También es posible resolver todas las dudas a través del teléfono +5215519546841.

Los recorridos tienen un precio entre los 100 y 115 dólares y una duración aproximada de dos a tres horas y media.

Please follow and like us: