Descubre 5 diferencias entre el tequila y el mezcal

El mezcal y el tequila son dos destilados mexicanos que no pueden faltar en los festejos y a la hora de abrir el apetito para recibir a nuestros alimentos; sin embargo, a pesar de que ambas provienen del agave, sus diferencias los hacen únicos e inigualables.

Por Evelyn Castro

El tequila es un destilado que nos identifica como mexicanos ante los ojos del mundo. Cuando pensamos en esta bebida espirituosa nos llegan a la mente los festejos armonizados con música de mariachi; el preludio de las grandes comilonas e, incluso, algunas preparaciones que dotan del sabor del agave a nuestros alimentos favoritos, como este asado de cerdo al tequila.

Al igual que el tequila, el mezcal es un destilado que ha cobrado auge en los últimos años, y que presumimos como un referente cultural e identitario de nuestro país; sin embargo, aunque estas dos bebidas provienen del agave, sus diferencias van más allá de lo que parece.

No te confundas

1.- Tanto el tequila como el mezcal se obtienen a partir de la fermentación y destilación del agave; no obstante, el tipo de maguey que se utiliza varía de una bebida a otra: en el caso del tequila se utiliza agave azul, conocido como tequilana weber, mientras que, para el mezcal, existen diferentes especies que se pueden aprovechar.

2.- La producción de estas dos bebidas se basa en métodos artesanales: el mezcal hace su cocción en un horno con leña, bajo tierra, y posteriormente se muele con un molino . Mientras que el proceso del tequila respeta el método tradicional de cocción en hornos de mampostería para la preparación de piñas.

Ambos, al terminar su proceso de cocción, siguen con la extracción del jugo de agave para dar paso a la fermentación y a la destilación.

3.- El porcentaje etílico también puede ayudar a diferenciar ambos productos: el tequila se mantiene entre los 36 y 40 grados, y el mezcal puede rebasar los 40 grados de alcohol.

Cocción bajo tierra de agave para mezcal.

Las diferencias se acentúan en el sabor

4.- Aunque en ambos destilados se encuentra la presencia cítrica y herbácea del agave, el mezcal tiene un carácter fuerte con sabores ahumados, muy marcados, debido al contacto que tuvieron las piñas con la leña durante su cocimiento.

El tipo de agave es importante al gusto: el mezcal, al elaborarse a partir de diferentes especies, puede variar radicalmente su sabor al gusto. En el caso del tequila, el sabor puede ser más definido, con presencias florales y ligeramente dulces.

Agave azul (Agave Tequilana Weber) utilizado para la producción de tequila.

5.- Ambas bebidas cuentan con denominación de origen, lo cual puede ser un punto clave para distinguirlos: el mezcal se produce en entidades como Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Durango, Guanajuato, San Luis Potosí, Zacatecas, Puebla, Estado de México, Morelos y Aguascalientes.    

En el caso del tequila, a pesar de que ser un producto originario del Pueblo Mágico de Tequila, en Jalisco, también se produce en Tamaulipas, Nayarit, Michoacán y Guanajuato.

Dato curioso

El delicioso sabor del tequila ha logrado cautivar a los paladares más exigentes, entre ellos, los de las celebridades, quienes producen su propia etiqueta.

El afamado actor George Clooney, fue copropietario de la marca Casamigos; Daddy Yankee creó su etiqueta que lleva por nombre Cartel; el guitarrista Carlos Santana se unió como socio a Casa Noble. Por su parte, Justin Timberlake colaboró con Sauza para la creación del tequila 901, y Dwayne Jhonson, también conocido como La Roca, se unió al gremio con su tequila Teremana, a inicios de este año.

¡Recuerda que todo con medida! Te invitamos a descubrir la diferencia entre estas dos bebidas que son orgullosamente mexicanas. Cuéntanos en las redes sociales de Culinaria Mexicana cuál consideras que es el maridaje perfecto.  

Please follow and like us: