Día mundial de la leche: Conoce sus mitos y realidades

¿Habías escuchado que los adultos no deben consumir leche o que su consumo provoca enfermedades cardiovasculares? Hoy, en el Día Mundial de la Leche, te contamos los mitos y realidades que giran en torno a este alimento.

Por Andrea Nyrup

El 1 de junio de cada año celebramos el Día Mundial de la Leche, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) instauró esta fecha en 2001 para fomentar el reconocimiento del consumo de la leche en el mundo. Actualmente, esta celebración se lleva a cabo en 68 países del mundo, incluido México.

La Cámara Nacional de Industriales de la leche (CANILEC) afirma que en el año 2021 se produjeron 12,754,667 toneladas de leche, y es el estado de Jalisco el que encabeza la producción con el 20.4% a nivel nacional, lo que equivale a alrededor de 1,960,999 toneladas de leche. El estudio también reporta que es en los meses de verano cuando se produce un volumen mayor.

La leche está presente en la vida cotidiana de los mexicanos, en su forma líquida, en polvo, o en algún derivado lácteos, como el queso, el yogurt, mantequilla e incluso proteínas para deportistas. Por ello, te compartimos los mitos y realidades que giran en torno a la leche.

Solo los niños deben tomar leche

Si bien es sabido que los bebés y los niños necesitan leche para un mejor crecimiento, en algunas etapas de la vida es muy recomendado su consumo, como en el embarazo o la vejez; en estas etapas los huesos pueden descalificarse y son más susceptibles a la osteoporosis y la pérdida de dientes. La leche, por su alto contenido en calcio, fósforo y vitamina D, ayuda al cuerpo a la regeneración de los huesos y al movimiento de los músculos y el corazón.

Los intolerantes a la lactosa no pueden tomar leche

Es cierto que, a pesar de los miles de años de evolución que permitieron al hombre producir una enzima llamada “Lactasa”, la cual ayuda a descomponer la lactosa para que sea digerible, a muchas personas se le dificulta la digestión de la lactosa; sin embargo, la industria láctea ha creado leche deslactosada e, incluso, quesos, para que los intolerantes a la lactosa no se priven del placer de los alimentos lácteos. Algunos de los quesos que no tienen lactosa son: gruyère, cheddar, mozzarella, parmesano, camembert, y el manchego curado.

Es más nutritiva que la leche envasada

Algunas personas piensan que es mejor tomar leche recién ordeñada que la leche pasteurizada; no obstante, la leche bronca puede tener bacterias que pongan en riesgo nuestra salud como la Salmonella, E. coli, Campylobacter, estafilococo dorado, Yersinia, Brucella, Coxiella y la Listeria. Por ello, el proceso de pasteurización es muy importante, pues al someter la leche a diferentes temperaturas, las bacterias y parásitos que pueda haber presentes morirán, y la leche será muy segura de tomar.

Además, la leche envasada suele ser fortificada con vitaminas y minerales para aumentar su valor nutricional.

Provoca enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos y son una de las principales causas de muerte en México. Existen muchos factores que aumentan las enfermedades cardiovasculares como la dieta, el tabaquismo, el sedentarismo y el sobrepeso. Se ha observado que una ingesta elevada de grasa saturada puede aumentar el riesgo cardiovascular, y es verdad que la leche contiene una cantidad elevada de grasa saturada; sin embargo, de las grasas saturadas nocivas para la salud la leche solamente contiene ácidos láurico, mirístico y palmítico y éstas sólo afectan si se consumen de manera aislada y en exceso, lo que no sucede en el caso de la leche.

Es importante mencionar que la leche contiene ácido esteárico que, junto con el oleico, disminuye las cifras de colesterol sanguíneo y de ácido linoleico; lo cual es beneficioso para el combate de las enfermedades cardiovasculares.

Por todo lo anterior, la evidencia científica actual sugiere que el efecto del consumo de la leche sobre las enfermedades cardiovasculares es neutro, e incluso positivo.

Tiene hormonas y antibióticos

Desde hace muchos años es frecuente escuchar que la carne y leche de vaca contiene hormonas que dañan el cuerpo humano; sin embargo, la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA), junto con otras organizaciones, obligan a los productores de leche a evitar el uso de sustancias prohibidas; regular el uso de vacunas; antibióticos y hormonas.

A veces se administran antibióticos a algunas vacas para evitar infecciones mamarias o en alguna otra parte del cuerpo; no obstante, siempre debe de cumplirse una cuarentena previa al ordeño, para que la vaca termine de metabolizar el medicamento y éste no esté presente en la leche.

Las empresas y el gobierno hacen estudios de salubridad regulares para asegurar que la leche sea segura para el consumo humano; esto incluye analizar la presencia de hormonas, antibióticos o bacterias, así como su valor nutricional.

La leche es un alimento muy nutritivo y seguro para los humanos, calienta un vaso de leche y disfruta de este Día Mundial de la Leche.

Please follow and like us: