¿Cuál es el origen de las tortillas de harina?

A lo largo del tiempo, las tortillas de harina han jugado un papel muy importante en la gastronomía mexicana. Aquí te contamos su origen.

La preparación de las tortillas de harina consiste en mezclar masa de harina de trigo con manteca de cerdo o vegetal, sal y agua. Con esta mezcla se obtiene una masa homogénea, la cual se deja reposar por algunos minutos para después dividirla en bolitas. Después, se estira, con ayuda de un rodillo, hasta formar círculos medianos o grandes para cocerlos en el comal. Este tipo de tortilla es utilizada principalmente en el norte del país.

Antecedentes

De acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, los orígenes de las tortillas de harina se remontan al pan o tortilla árabe, que llegó a México a través de España; es probable que se hayan comenzado a preparar a finales del siglo XVI, justo después del arribo del trigo a tierras mexicanas en 1543.

La historia narra que, cuando los españoles no pudieron hacer pan por falta de ingredientes, un grupo radicado en Sonora cocinó el zaruki. Ésta es una mezcla de trigo quebrado con agua.

No obstante, los lugares donde más se arraigó este alimento no pertenecieron a la antigua Mesoamérica, debido a la existencia de la tortilla de maíz. Actualmente, es común encontrar las tortillas de harina en la dieta diaria de los habitantes del norte del país.

¿De harina o de maíz?

Cada una cuenta con distintos elementos que las diferencian entre sí. Hablando específicamente de la producción, las tortillas de maíz son hechas de primera instancia gracias al proceso de la nixtamalización. Mientras que, las tortillas de harina están hechas de la mezcla de masa de harina de trigo refinada, agua, manteca, sal bicarbonato de sodio y demás ingredientes.

Respecto con sus perfiles nutricionales, las tortillas de maíz son una buena fuente de fibra y magnesio. Así como también son consideradas integrales y contienen una menor cantidad de carbohidratos, calorías y grasas. Por otro lado, las tortillas de harina suelen acumular más grasa debido a su elaboración con manteca. No obstante, éstas proporcionan más hierro.

Es importante resaltar que las tortillas de harina, al estar hechas de trigo, contienen gluten. Por lo que, las personas celiacas o con sensibilidad al gluten, no deben consumir tortillas de harina. Mientras tanto, pueden apegarse completamente a ingerir tortillas de maíz.

México es basto de productos, tradiciones y gastronomía. Los distintos tipos de tortilla que abundan en nuestro país, han aportado un gran número de recetas y sabores a distintas cocinas, dentro y fuera de nuestro país. Preservemos los tesoros mexicanos y sigamos conociendo su historia.  

Please follow and like us: