Siete datos curiosos para festejar el día de San Pascual Bailón

El 17 de mayo de cada año, cocineras y cocineros mexicanos celebran a San Pascual Bailón, el santo protector de los fogones y de los accidentes en la cocina. Únete a la celebración con siete datos curiosos, que tal vez no conocías.

San Pascual Bailón nació el 16 de mayo de 1540, en Torrehermosa en Zaragoza, comunidad autónoma de Aragón, España. Aunque en sus primeros años de vida se dedicó al pastoreo, a los 24 decidió encaminarse en la religión y ser parte de la Orden de los Hermanos Menores, fundada por San Francisco de Asís.

En el monasterio se desempeñaba como barrendero, jardinero, portero, mandadero, limosnero y, por supuesto, cocinero. De acuerdo con Fundación Hérdez, cuando no atendía sus deberes monasteriales, dedicaba rezos a la Eucaristía, razón por la cual suele ser representado en posición de oración en una cocina.

Se dice San Pascual Bailón nunca le negó un pan a nadie, pues: “cuando hay generosidad y ganas de compartir, siempre se produce el milagro”. No es de extrañar que algunos de sus milagros sean relacionados con la multiplicación de panes; la obtención de agua de una roca; el don de la profecía e, incluso, el de curar enfermos.

Actualmente, San Pascual Bailón es el santo protector de los fogones y de los accidentes en la cocina; en las cocinas de los mexicanos aún se le solicita ayuda para preparar alimentos deliciosos y llenos de sazón.

Datos curiosos

San Pascual Bailón continúa siendo venerado por miles de cocinas mexicanas, quienes depositan su confianza en el gran patrono de los cocineros; por ello, te contamos siete datos curiosos que giran en torno a este santo:

  • En México, del 2008 al 2014, la Asociación Mandil y Cordón otorgaba el “Premio San Pascual Bailón”; éste se entregó a grandes representantes de la gastronomía mexicana: Alain Michel Derouin Martínez; Yuri de Gortari; Xavier Pérez Stone; Alejandro Heredia; Thierry Blouet; Alicia Gironella; Guy Santoro; Mikel Alonso; Rafael Bautista; Ricardo Muñoz Zurita; Patricia Quintana; Juan Antonio Sánchez y Heinz Erwin Reize.
  • Existe una parroquia de San Pascual Baylón, en el municipio de Cerro Azul, Veracruz. Cada año, del 13 al 17 de mayo, se celebra una fiesta patronal donde además de alimentos, música en vivo, juegos mecánicos y pirotecnia, se lleva a cabo una feria artesanal, agrícola y ganadera.
  • Se dice que a veces los ángeles terminaban sus guisos, ya que, al rezar con tanto fervor, podía olvidarse de los platillos que elaboraba.
  • Su popularidad se extendió en la Nueva España en el siglo XVIII, particularmente en Puebla donde tomó relevancia como patrono de la cocina.

El Serafín de la Eucaristía

  • El 28 de noviembre de 1897 el papa León XIII, lo declaró patrono de las Asociaciones y Congregaciones Eucarísticas, por ello también es conocido como “el Serafín de la eucaristía”.
  • Algunos devotos le han dedicado Exvotos pintados sobre comales y platos, esto con el fin de agradecer su intervención en la preparación de los alimentos, ya sea mejorando la sazón, encontrando guajolotes perdidos o, incluso, retirando a los malos cocineros de los fogones.
  • Cuenta la leyenda que, tras su muerte, durante la Misa de réquiem, en el momento de la consagración, sus ojos se abrieron para adorar al Santísimo Sacramento

Rezos a San Pascual Bailón

Hoy en día es común escuchar algunos rezos dedicados a San Pascual Bailón en las cocinas; entre ellos:

“San Pascualito Bailón, báilame en este fogón. Tú me pones la sazón y yo te bailo un danzón”.

«Pascualito muy querido, mi Santo Pascual Bailón, yo te ofrezco este guisito y tú pones la sazón».

“Ay San Pascual Bailón, que por ollas y cazuelas brincas, corres, casi vuelas, dale a mi pipián sazón”.

Ahora ya sabes a que santo rezarle cuando surjan los problemas en la cocina; San Pascual Bailón estará ahí para escuchar tus plegarias y mejorar la sazón en momentos difíciles. Y tú, ¿ya lo conocías?

Please follow and like us: